Los Chicos siguen disfrutando de la nieve de #CHAPELCO.

La segunda semana del Plan de Esquí Comunitario “Aprendiendo en la nieve” en Chapelco se vive a pleno. 256 alumnos y  docentes de escuelas primarias de San Martin de los Andes ya se encuentran tomando clases de esquí de manera gratuita. Participarán 750 niños y profesores.

Chapelco Ski Resort puso en marcha la segunda semana del Plan Comunitario Aprendiendo en la Nieve, a través del cual alumnos de 7mo grado de las escuelas primarias públicas y privadas, rurales y urbanas de San Martin de los Andes junto a sus docentes, tienen la posibilidad de disfrutar en la nieve tomando clases de esquí durante una semana, de manera gratuita.

Este plan, que se realiza invierno tras invierno,  no solo permite que  los “pequeños” residentes de San Martin de los Andes conozcan el Cerro Chapelco y accedan a disfrutar de una semana de esquí, sino que el mismo contempla la articulación con contenidos de la currícula escolar. Todos los chicos participan del concurso literario “Nuestra semana de esquí en Chapelco”, y el ganador del concurso obtendrá como premio un pase de temporada para los medios de elevación de Chapelco en el invierno 2015. Por su parte la escuela a la que pertenezca el ganador recibirá un aporte económico para la compra de material didáctico o equipamiento otorgado por el Instituto de Juegos de Azar de Neuquén I.J.A.N.

Durante la primera semana del Plan, ya participaron 99 alumnos y 12 docentes de las Escuelas Nro. 142 y Nro. 89 de San Martin de los Andes. Y en los próximos días, otros 130 chicos y 15 docentes de las escuelas Nro. 5 y Nro. 179 estarán disfrutando del programa.

Chapelco provee el equipamiento, cascos, pases para los medios de elevación y el curso de esquí brindado por Instructores de su Escuela de Esquí y Snowboard.  En caso de necesitarse personal especializado y material específico de esquí adaptado para niños con capacidades diferentes, Cerro Chapelco pone a disposición los recursos que resulten necesarios para que todos los chicos puedan vivir la experiencia de conocer la nieve.

Como cierre de la semana, los niños reciben un diploma de la Escuela de Esquí de Chapelco y comparten un chocolate caliente en la nieve.

El programa contempla aun 4 semanas más de cursos, durante las cuales tomarán clases los alumnos de las escuelas Nro. 274, 134, 188, 5, 313, 352, 86, el Colegio San Pablo, F.A.S.T.A., Fuente Serena, Escuela del Sol, la Escuela Laboral Nro. 3, la Escuela Nro. 48 de Lago Hermoso, la escuela Nro. 33 del Paraje Quila Quina, la escuela Nro. 116 de Lolog, la escuela Nro. 146 del Paraje Trompul, la escuela 155 de PilPil, la escuela Nro. 161 de Payla Menuco y la escuela 337 de Piedra de Trompul. Los alumnos de la EPA (Escuela para Adultos)  y las niñas del Hogar Nuevo Nazaret también participarán de las clases.

Para que el Plan Aprendiendo en la Nieve 2014 sea una realidad, la empresa Nieves del Chapelco S.A. contribuye con un  monto aproximado de $ 1.500.000.- en bienes y servicios. Por su parte, la Municipalidad local realiza un aporte de  $237.600 para gastos operativos, a partir de un pago no reintegrable que realiza el Instituto de Juegos de Azar de Neuquén (IJAN). Y la empresa Expreso Los Andes, pone a disposición vehículos para realizar el traslado de los alumnos desde cada colegio hasta el cerro Chapelco ida y vuelta.

De esta manera, sumando las voluntades de todos, más de 750 chicos pueden vivir la experiencia de aprender en la nieve.Aprendiendo en la nieve 2

Los más chicos marcan el ritmo de la montaña. XXIII Encuentro Nacional de Infantiles

Bajo una intensa nevada Chapelco cerró la segunda jornada del XXIII Encuentro Nacional de Infantiles. Participaron más de 250 niños pertenecientes a delegaciones de 11 clubes de esquí de la Argentina

Cerro Chapelco, 25 de agosto de 2014: La nevada del domingo 24 fue el cierre ideal de este tradicional encuentro de intercambio que promueve la integración y competencia de los chicos pertenecientes a los clubes de esquí de la Argentina, en el ámbito de la camaradería y la diversión. En este XXIII Encuentro Nacional de Infantiles Copa “Lorenzo Cruz” que se desarrolla todos los años Chapelco con la organización del Club Lacar local, participaron más de 250 “pequeños montañeses” de 7 a 11 años en dos jornadas con diferentes competencias. La categoría Infantiles I corresponde a las clases 2005/2006, e Infantiles II abarca a los chicos nacidos en los años 2003 y 2004.

Los 11 clubes participantes fueron: Asociación Deportiva Club Lacar de San Martín de los Andes (Club Organizador), Club Andino Junín de los Andes, Club Andino San Martín de los Andes, Club Andino Villa la Angostura, Club de la Nieve (Bariloche), Ski Club Bariloche, Club Andino Bariloche, Club Argentino de Freeski, Club Argentino de Ski (Bariloche), Club Andino Piltriquitron (El Bolsón) y Club Andino Esquel.

Los dos días de encuentro se desarrollaron en la pista 63. El sábado 23 se corrió un Slalom Gigante donde alzaron a copa de Infantiles II en varones los siguientes ganadores: 1ero Nazareno Perez del Club Andino Esquel, 2do Máximo Wehncke  y 3ero Juan Manuel Gioioso, ambos de la Asociación Deportiva y Cultural Lácar. En la categoría mujeres, el podio fue integrado por: 1era Sophia Lehmann del Ski Club Bariloche, 2da Micaela Medina Palmieri del Club Andino Esquel, y el 3er puesto fue para Esmeralda Ustaruz del Club de la Nieve (Bariloche)

El domingo 24, bajo la esperada nevada, se llevó a cabo la Combi-Race por equipos, donde como ya es tradición, se combinan las disciplinas de Gigante y Slalom, lo que obliga a correr con diferentes ritmos y sorteando montículos (mix de saltos y canaletas).  Éste tipo de carrera fomenta el intercambio y la integración entre los participantes, ya que se corre por equipos que se forman con la combinación de profesores y chicos de todos los clubes participantes.

.La entrega de premios se realizó en el Refugio Villa Mahuida (ADCL) en la base de Chapelco. La copa disputada lleva el nombre de Lorenzo Cruz, en honor a quien fue el creador del evento.  Encuentro NAcional Infantiles Chapelco 2014 DAC_4264

Una emoción que cumple 28 años. Tetratlón de Chapelco 2014

A quienes escuchan su nombre se les pone la piel de gallina. La emoción es sin duda el sentimiento compartido de una competencia que con su mística y su desafío invita a participar, sea como deportista o espectador. Son cuatro disciplinas combinadas en una carrera explosiva que pone a prueba la determinación del deportista. Esquí, running, kayaking, mountanbike y toda la actitud para saber combinarlas en el Tetra de Chapelco.

“La carrera empieza cuando decidiste correrla” dicen los que saben. Esos meses previos y la decisión es lo que alienta el entreno. Salir a pedalear, correr, remar o esquiar, es ya una experiencia inolvidable. Entrenar y encontrar a esos otros que serán los compañeros de aventura ese día. En ese instante donde alguien pregunta y la respuesta es “Sí, voy a correr”, se cierra un pacto sin firmas, un compromiso hecho palabra. De alguna manera todos los que corren conforman un gran equipo. Desde quien pelea la punta hasta quien se gana con orgullo el último lugar, ahí está el alma de la carrera.

Los meses se pasan rápido, la espera nunca es suficiente, y la semana previa llega sin llamarla. Ese sábado, el de la verdad, ese que contestará si vas a llegar, si vas a poder dar la vuelta, ha llegado.
La largada es en el corazón del Cerro Chapelco, plataforma 1600. Trepadas, esquí, velocidad y paciente esfuerzo son el preludio de un largo día que comienza vestido de blanca adrenalina. Luego vendrán 22km de running, inmersos en senderos de montaña, barro, agua, cuestas y empinadas picadas que terminaran en la ciudad de San Martín de los Andes. Desde la costa del lago Lacar la aventura seguirá en los kayaks por otros 15km, olas, frio, viento y el cansancio se combinan en un lago a prueba de voluntades. Por último, 42km de bici en caminos de montaña que marcaran el tiempo de la llegada con el esfuerzo de cada músculo, cada fibra, que se niegue a sucumbir ante el agotamiento. En un último momento de lucidez, el corredor dejará su bici y correrá algunas cuadras por el casco céntrico de la ciudad y con indescriptible e incrédula emoción se hará con la llegada. Una larga carrera que tiene mucho más que competencia, tiene historias de vida, propósitos y superación.
Esta competencia es la más anciana de su clase. El primer TETRATLON se largó en el invierno de 1987 incorporando año a año nuevas experiencias, competidores e historias de vida. Quién no se acuerda del platense Leandro Román, a quien le faltaba su pierna derecha, pero le sobraba corazón y ganas?. Participó en 1993,1994 y 1995, y fue aclamado como ningún otro corredor. Al igual que Pablo Robledo que corrió y hoy es un consumado atleta paralímpico, con su famosa prótesis de “pierna al viento”. Pablo le puso corazón y vida a la competencia. Hoy como consecuencia de correr y aprender a esquiar, es instructor de esquí en Chapelco para personas con capacidades diferentes.

El Tetra de Chapelco es un solo día en toda una vida, pero significa muchas cosas para quien lo corre y para quienes lo rodean.
Son muchos los que año tras año vuelven a competir, superando el esfuerzo, vuelven a la carga. Y la respuesta común al porqué correrlo es siempre la misma “es que el tetra tiene ese no se qué”. Como grabado en el recuerdo, la emoción clama una vez más, invierno tras invierno, para rencontrarse con ese pedacito de gloria que significa “superarnos”.
De la enorme responsabilidad, de trasmitir y promover el deporte y el respeto por la naturaleza, surgió hace ya varias ediciones, lo que se da a llamar “el semillero”. Este programa dentro de la competencia incorpora postas de 4 adolescentes de escuelas o que se encuentren fuera del sistema educativo formal (llamados en ese caso “corredores silvestres”). El objetivo es promover que los jóvenes tomen al deporte como filosofía de vida y que en muchos casos encuentren en ello una herramienta poderosa de transformación e inclusión social.
Será que el sufrimiento es el condimento de la superación y de esta última solemos obtener una profunda satisfacción y alegría. La naturaleza es protagonista en cada etapa y suele querer imponer su supremacía sobre el hombre. El frio, la nieve, el agua, la tierra, la lluvia (que usualmente muestra su personalidad en cada nueva edición), se combina a la perfección para desafiar la determinación del corredor. Por eso será que dicen que al tetra no se le gana tanto por entreno sino con cabeza y corazón.
Hay competidores que abrazan su cábala, hay otros que siempre usan el mismo número (y la organización se los reserva), no importa si son 100 los inscriptos o 400.
Las historias se agolpan en la largada como los corredores. Están quienes superaron una enfermedad y vuelven. Están los que se desafiaron a lo desconocido y a poco de comenzar a hacer deporte se zambulleron en esta experiencia. También están los de las promesas personales o los pactos compartidos. Alguno habrá visto el tetra de chiquitos, casi como la proeza de titanes, y hoy se sorprende con los esquíes al hombro listo para darlo todo. Están los padres y los hijos, los hermanos, los que corren con alguien o los que corren por alguien que ya no está. Están los que no corren y alientan desde afuera, los que sufren por su amigo, su marido, su papá o mamá que les contagian garra y corazón para seguir. Están los que vienen y los del pueblo. Los organizadores, los banderilleros, los de los puestos de control, los relatores. Los que corrieron antes y los de ahora. Los que ganan, los que llegan con la escoba. Ahí, en esas horas, que para algunos son 4, 5, 8 o 12, ahí están todos. Esa  explosión de deporte y emoción, eso es el TETRATLON CHAPELCO.